Editorial FEM PWR

Las mujeres postulamos a un trabajo sólo si cumplimos con un 100% de lo que se pide en el aviso. A los hombres les basta con un 60%. El fenómeno se llama the confidence gap –o la brecha de autoconfianza– y fue descrito por un estudio de Hewlett Packard en 2014. Yo me enteré del término en Parabere Forum [el congreso feminista de gastronomía fundado por María Canabal] y pude ¡por fin! poner palabras algo que ya intuía. ¿Les pasa?

Aunque creerse el cuento es lo primero, está lejos de ser suficiente, en especial cuando nos va bien. Nos preparamos para las vacas flacas y juntamos contactos, ahorros, gin y masa madre. Pero es raro que nos preparemos para cuando nos va bien. Y sí, amiga, a veces pasa que las ganas con la suerte se encuentran y todo sale exactamente como querías, incluso en tiempos difíciles. ¿Has pensado qué vas a hacer ahí? Acordémonos del confidence gap cuando miremos un CV que viene de una comuna a la que nunca hemos ido, de la profesional que califica perfecto pero que no es amiga de

Esta Jigger trae historias de mujeres que han porfiado por lo que creen correcto, por sus familias, o porque les dijeron que no se la iban a poder; como las cuatro maestras en Grandes Pioneras. Sin embargo, se percibe entre líneas una soledad descorazonadora, cuyo origen se adivina en los relatos de críticas, de acoso, de bicho raro o, en el mejor de los casos, de consejo no solicitado. En otras páginas la historia es diferente: cuando nos ayudamos, el poder aparece y toca a todas, como en el caso de las cinco Buenas Mozas de Las Delicias de Quirihue, o del Mapa de Barmaids. Emociona ver que hoy encuentran su rebaño las que en otro tiempo estaban solas.

 Poder significa poder: tener la posibilidad, contar con los recursos, el apoyo y el tiempo –una habitación propia, diría Virginia Woolf– para construir la persona que queremos ser. Es precisamente esta oportunidad de poder lo que la cultura patriarcal nos ha arrebatado y lo que hoy, batalla a batalla y recién hace un siglo, estamos recuperando. Y vaya que se avanza rápido cuando el poder se construye en y desde la comunidad. Porque no se trata de empoderar-se: cuando hablamos de FEM PWR, hablamos de empoderar-NOS. 

Esperamos que esta Jigger –de tapa a tapa hecha por un equipo 100% femenino–  contribuya a hacer de este otoño indoors la excusa perfecta para comer aún más rico y beber todavía mejor. 

Isidora Díaz Fernández

Editora