Akashi: whisky japonés para abrir fuegos

TXT Daniel Greve

Seguro sabías que los japoneses tienen un compacto y bien atornillado concepto: menos es más. Bueno, aquí tienes la prueba líquida. La extensión del poema comprimido de un haiku. Con poco, hacer mucho. Y que mucho, a veces, sea lo justo. Este Akashi lo cumple así: una entrada aromática delicada, maltosa, algo avainillada, que da paso a una boca sedosa, rica, no muy amplia pero con notas bien definidas de miel, vainilla, madera y cereales. Más que humo, aquí hay finos tostados, frutos secos y una textura satinada muy elegante. Un whisky sencillo y exquisito, especial y perfecto para iniciarse en el nada simple catálogo de los whiskies japoneses. Para abrir fuegos sin mucho fuego y con poca pólvora. Y sí, menos es más. Sobre todo en este mundo de más susurros que gritos, de más sumas que restas. A la venta en BOOZ.cl